El Intendente Jorge Fabrissin, junto a la directora de Cultura y Turismo, Anabella Astrada, y autoridades de la Fundación Guido Buffo, presidente, Gustavo Díaz y su tesorera, Karina Rodríguez, participaron del emplazamiento del Menhir de Tafí, que fuera investigado por Guido Buffo. También participaron del encuentro, los escultores José Said Nisi y Noelia Martinez Degregorio, la directora de la Reserva Hídrica Recreativa Natural Municipal, Noel San Martín y personal de la Casa Museo y de la Reserva.
La Municipalidad a través de su Dirección de Cultura y Turismo viene trabajando en conjunto con la Fundación, llevando a cabo acciones para revalorizar la Casa Museo y Capilla Buffo. El emplazamiento del Menhir agrega valor histórico a la Casa Museo y al patrimonio de museos municipales de la ciudad, constituyendo así, un atractivo turístico.



Las culturas ancestrales de nuestra tierra, captaron la atención de Guido Buffo a poco tiempo de llegar a la Argentina. En su libro «El Menhir de la Figura Coronada de “El Mollar”» publicado en 1940, desarrolla una minuciosa investigación sobre uno de los monumentos megalíticos más asombrosos levantados en tierra argentina por una civilización cuyo origen y desaparición permanecen envueltos en la leyenda. La publicación de aquel estudio iconográfico que Buffo dedicó “al antiguo artista aborigen, cuya habilidad, fe y saber es testigo mudo de su propia obra (…)”, fue la que inspiró la recreación escultórica que se inauguró.
La reconstrucción se realizó mediante la técnica de talla directa en Piedra Tonalita, a la que se aplicó una pátina para realzar los volúmenes del bajorrelieve. Mide 2,70 mts de alto, 45 cm de ancho y tiene 50 cm de profundidad. Pesa más de dos toneladas. Su emplazamiento se orientó hacia el norte, ya que Buffo sostenía que los monolitos miraban originalmente “al Dios Inti”, en concordancia con el simbolismo religioso de estas culturas.



Esta obra, emplazada en el predio de la Casa Museo y Capilla Buffo, es el resultado de un proyecto largamente esperado, y que fue posible gracias a la participación de los escultores José Said Nisi y Noelia Martínez Degregorio, al aporte que brindaron colaboradores voluntarios como: Nicolás Viñas y María Elena Viñas en nombre de Susana Puentes, Ricardo Antonio Viñas y Ricardo Norberto Viñas. Vannia Gomez, Juan Carlos Petroni, Ivanna Paola Bosco, Carolina Pérez, Tassi Ivan, Franco Bernardi, Maria Jose Alaniz y Jessica Pargade.