La Municipalidad de Unquillo realiza periódicamente controles en la vía pública, con puestos fijos y aleatorios, para promover condiciones de seguridad en quienes conducen vehículos, y por ende para toda la comunidad. En los operativos se solicita a los conductores cumplan con los requisitos obligatorios, como papeles del vehículo y documentación al día, casco, luces, patente a la vista.

Asimismo, el Secretario de Gobierno municipal, Guillermo Valli, recuerda que entre las condiciones para circular se encuentra la prohibición de hacerlo con caños de escape libre, tanto en autos como en motocicletas. Afirma:
“El ruido que emiten estos elementos viola lo estipulado en la ORDENANZA 742/2012, generando además muchas molestias a los vecinos, sobre todo a los adultos mayores, las personas con enfermedades o con alguna discapacidad, los niños pequeños y los animales”.
En los operativos, realizados junto a las áreas de Seguridad Ciudadana y Comercio, se utiliza un decibelímetro para determinar con precisión la emisión de ruidos molestos. Dada la situación, se retiene el vehículo y se labra el acta correspondiente. “Para retirarlo, el propietario tiene que traer el caño de escape original y colocarlo en presencia de inspectores. El caño de escape libre se retiene y luego se destruye”, agregó Valli.